Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

sábado, 26 de febrero de 2011

Pero el cadáver, ay, siguió queriendo. 

Emulación improcedente de César Vallejo



El cadáver se inventó una forma fatua para poder ligar. Lo saludaba cualquier mujer y él le besaba la mano. Acto seguido, sin soltar la prenda, la miraba a los ojos con tristeza conmovida, una pavada, y le decía teatralmente dejando una cesura entre ambos sintagmas de la oración: «Mano que beso coge mi polla». Como si la tercera persona del presente de indicativo del verbo coger fuese un vocativo directo a la voluntad de la dichosa que tuviera enfrente, o el modo imperativo expresado como una verdad ineludible, forzosa para la señora que oyese tan acojonante disparate.

            A mí me llegó al oído la pamema con la que mi primo andaba despilfarrando su ingenio, así que me iba alerta por si un día me tocaba ser la afortunada. Y ocurrió. Se le caía la baba por los ojos con las tres últimas palabras de su dicho mental que atemperé despaciosa, a gusto. Con las dos manos unidas conduje la mía hasta allí, pero el esqueleto ya no tenía músculo.

3 comentarios:

Alfonso García Rivero dijo...

Estáis muertos, no habiendo antes vivido jamás. Quienquiera diría que, no siendo ahora, en otro tiempo fuisteis. Pero, en verdad, vosotros sois los cadáveres de una vida que nunca fue. Triste destino. El no haber sido sino muertos siempre. El ser hoja seca, sin haber sido verde jamás. Orfandad de orfandades.
César Vallejo.

Prudencio Salces dijo...

No conocía yo esta reflexión bíblico-existencial del "burro peruano feo y triste" como él dijo de sí mismo, si no que mi emulación lo es de otro poema más esperanzador pero igualmente derrotado que termina: "Pero el cadáver, ay, siguió muriendo". Así que muchas gracias por tu ofrecimiento, Alfonso

Carmela dijo...

Visionario Vallejo.
Una mezla de esperanza y derrota.
"Pero el cadáver,ay , siguió muriendo" fue musicalizado por Silvio Rodríguez y Pablo Milanés.
Asociando ideas :
"Cuídate de las calaveras sin las tibias
y de las tibias sin las calaveras.
Cuídate de la víctima a pesar suyo,
del verdugo a pesar suyo
y del indiferente a pesar suyo.
Cuídate de los nuevos poderosos
y del que come tus cadáveres,
del que devora muertos a los vivos."-Cuídate España de tu propia España- César Vallejo-

"Orfandad de orfandades "también es muy bueno.
Un abrazo, Pruden.