Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

viernes, 16 de diciembre de 2011

Copiado y pegado

Este texto pertenece a un comentario del diario Público.es bajo la noticia de la muerte del escritor

 



El autor firma bajo el seudónimo de kaiena

kaiena 16-12-2011 12:29



En estos momento de reconquista católica sobre los poderes laicos y democráticos que se esta dando de manera especial en los EEUU, es de lamentar la muerte de personas activamente comprometidas con la liberación de las personas ante esa lacra esclavizadota que son las religiones, y especialmente la religión católica que es la que nos toca mas de cerca. Decir esto es una ofensa para millones de personas católicas que en ningún momento se sienten sometidas ni prisioneras de dicha religión. Sin embargo bastaría someter a dichas personas bajo otra religión, por ejemplo la musulmana, para que cambiaran de opinión drásticamente, reconociendo así, que la religión si es sometimiento cuando no les resulta conocida y es ajena. Pero esa misma religión ajena y desconocida, la musulmana, es para sus adeptos igual de placentera que la católica para los suyos. No ocurre lo mismo con la Democracia que es igual de benefactora para católicos y musulmanes y laicos. Por esto mismo catolizar la política como se esta haciendo en los EEUU que, no lo olvidemos, no es una nación más, sino la nación que puede hacernos la vida imposible a todos los demás, es desalentador y causa pavor.





La religión católica ha tenido su momento en la Historia. Ciertamente no podemos igualar a los hombres que se sometieron a ella, que creían en ella con los hombres que hoy se someten y creen en ella. Los conocimientos que tenemos hoy ni son los mismos que se tenían ayer ni los que se tenían antes de ayer. Por eso las creencias de los hombres que nos han preferido no eran tan peligrosas y nocivas como las que hoy pueden tener los creyentes del catolicismo: por muy equivocados que estuvieran nuestros antepasados (y antepasados son en este asunto los hombre de hace menos de 100 años) el desconocimiento de todo lo que hoy sabemos los absuelve, mientras que por el contrario condena a los irresponsables que se niegan a abrir los ojos ante lo que no tiene discusión.



¿Cómo me gustaría que se reescribiera la Historia de los hombres buscando a aquellos individuos que a pesar de vivir en unos tiempos tan limitados de conocimientos jamás creyeron en ningún dios ni divinidad? Aquellos hombres de mirada desafiante que desde su condición social, fuera la que fuese, intuían que todo lo que el hombre hiciera sería gracias a su esfuerzo y audacia. Que nada iban a dar los dioses ni nada iba a caer del cielo. Con hombres como estos se debería reescribir la Historia



La Iglesia Católica es una gran empresa. Es, además, un Estado ubicado en Europa. Un Estado sin régimen político democrático, sin libertad de creencias. Es un país en el que sólo pueden estar y vivir los que piensan de una forma y creen en lo mismo. ¿Hay alguna dictadura mayor que la religiosa? También es uno de los poder políticos y sociales más antiguos que ha perdurado durante décadas y ello conlleva que, como toda empresa y poder que se precie, no va a dejar de serlo porque unos cuantos listillos hayan estudiado mas de la cuenta y hayan descubierto verdades que deslegitiman y ponen en la picota lo que en sus inicios y hasta hace pocos días era lógico y era verosímil. Era algo a lo que había que agarrarse a falta de mejores referencias.



Y por mucho que desde el laicismo se piense que los teólogos de la cosa, los cardenales, los obispos, los papas son nuestros grandes enemigos y que deslegitimándolos con la ciencia y el conocimiento, además de con las contradicciones y aberraciones que han producido durante tantos años de reinado en el mundo, los podremos neutralizar, se equivocan. Todos esos dirigentes eclesiales del catolicismo saben como nosotros los ateos que todo su imperio se asienta en aire, en la nada, como decía Nietzsche, tienen los pies de barro . Ellos no son el problema, el gran problema son esos millones de individuos, gente común y corriente, que todavía cree que hay un dios de pelo blanco y largas barbas mirándonos desde el espacio exterior esperando a que vayamos con él una vez fallecidos o cosas similares. Mientras haya personas con estas creencias y mientras sean millones, los jerifaltes de la cosa católica saben que pueden mantenerse. Por eso mismo es tan importante combatir las cotas de poder que tan sutilmente están volviendo a conquistas los secuaces del catolicismo. Por eso es tan importante alejarlos de las escuelas, de nuestros hijos. Espero ver el día en que toda la leyenda católica sea para nuestros hijos historias de la abuela que les gusta les cuenten pero no vivir.

4 comentarios:

Carmela dijo...

"Uno de los poderes políticos y sociales más antiguos que ha perdurado durante décadas".
Es significativo.
El escritor Florencio Sánchez escribió :
"La religión persiste a través del tiempo porque es perniciosa.Somete, limita y esclaviza." (De su obra :"Los muertos")
Un abrazo.

Carmela dijo...

"¿Cómo me gustaría que se reescribiera la Historia de los hombres buscando a aquellos individuos que a pesar de vivir en unos tiempos tan limitados de conocimientos jamás creyeron en ningún dios ni divinidad?
Con hombres como estos se debería reescribir la Historia"
Coincido.
Admirable categoría de hombres.

Prudencio Salces dijo...

Querida Carmela, celebro tu reaparición porque te echo de menos. Ya ves qué de tantas cosas primarias relacionadas con el raciocinio nos mantienen unidos: la inventada existencia de dios, las injusticias contra los pueblos, los abusos de los derechos humanos, la corrupción política de aquí y de allá.
Gracias por el reencuentro que, además, me llega en un día muy necesitado. Ahora te contaré por correo.
Salud

Alfonso García Rivero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.