Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

jueves, 16 de febrero de 2012

Invierno en Talbania



Todo es verde y azul, mediterráneo,
violeta en las mañanas tiritando,
ocres reverberando en los barbechos
y rojos horizontes al ocaso

Gris perla el olivar ingente,
naranja en las mejillas de un abrazo,
carmín la sensación de calles
que llevan hasta el campo el blanco

La luz combate al frío
con la congregación de los colores
tierra adentro, del mar Mediterráneo

4 comentarios:

talbanes07 dijo...

Bonitos versos, amigo Pruden, casi se siente el frío aliento del "hibierno" (que decía mi abuela y por cierto está bien dicho). Un saludo y enhorabuena.

Anónimo dijo...

Leer tu poema es como caminar entre colores, sin soñar, a golpe de realidad. Sigue caminando Pruden, nos enamora leerte.

Prudencio Salces dijo...

Gracias, emocionante Anónimo. Es todo una valor tu comentario para mí. A mí también me enamora escribir sobre mi ambiente, mi ámbito, mi mundo, que supongo será el tuyo por igual. Somos afortunados, en cierta medida.

Si no fuera por lo que nos está cayendo...

Carmela dijo...

Precioso poema.

"La luz combate al frío
con la congregación de los colores
tierra adentro, del mar Mediterráneo"

Una amalgama de colores que revitalizan y una imagen que me lleva a los senderos de Córdoba .... Mendoza y a los recorridos del camino del inca.
La vida es bella.No cabe duda!
Abrazos.