Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

jueves, 15 de marzo de 2012

"En los tiempos malos, también se cantará", B. Brecht

5 comentarios:

Carmela dijo...

"Si se calla el cantor calla la vida
porque la vida, la vida misma es todo un canto
si se calla el cantor, mueren de espanto
la esperanza, la luz y la alegría.

Si se calla el cantor se quedan solos
los humildes gorriones de los diarios,
los obreros del puerto se persignan...
¿Quién habrá de luchar por su salario.?


'Qué ha de ser de la vida si el que canta
no levanta su voz en las tribunas
por el que sufre,´por el que no hay
ninguna razón que lo condene a andar sin manta'

Si se calla el cantor muere la rosa
¿De qué sirve la rosa sin el canto?
Debe el canto ser luz sobre los campos
iluminando siempre a los de abajo.

Que no calle el cantor porque el silencio
cobarde apaña la maldad que oprime,
no saben los cantores de agachadas
no callarán jamás de frente al crimen.

'Que se levanten todas las banderas
cuando el cantor se plante con su grito
que mil guitarras desangren en la noche
una inmortal canción al infinito'."

Lindazo este tema!!!!
Abrazos!!!

Talbanés dijo...

Siempre se cantó y siempre se cantará, desde el primitivo hombre que cantaba al eco de la cueva hasta las grandes bandas de música actuales en enormes escenarios..., es tan fuerte su mensaje que nunca se callará el canto mientras dure lo humano en este mundo.

Prudencio Salces dijo...

Así es amigo, pero sobre todo hay que cantar conscientemente cuando se nos quieren reducir a escoria productiva. ¿Cuántos pobres hacen falta para producir un rico?, se preguntaba un poeta portugués, citado por el bueno de Saramago. Y me preguntó yo, y tú, y aquel: ¿cuánta inmominia hay que padecer para producir una buena canción?

talbanes07 dijo...

Una buena canción puede ser fruto de la ignominia, de la desesperación, de la traición, del amor más imposible o del más correspondido o incluso de situaciones placenteras o prácticamente rutinarias, simples y cotidianas. El motivo o la chispa necesaria para componer una buena canción puede venir de la cosa más insignificante o del suceso más relevante..., otra cosa será el resultado que se obtenga después de ser cantada y oída por el receptor, ese resultado nunca está asegurado, ni para bien ni para mal. Un abrazo amigo.

FRANK RUFFINO dijo...

Excelente, y más pasar por este sitio!

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank Ruffino