Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

jueves, 15 de noviembre de 2007

El rey que rabió



Entendemos que el tema político suscitado a nivel internacional con la intervención de su Magestad el Rey de España frente al Hugo Chávez en la Cumbre Iberoamericana de Chile se sale de los límetes de esta propuesta literaria de las historias de Talbania, pero por lo fabuloso de lo ocurrido, dejamos aquí nuestro comentario.


A Juan Carlos I, Rey de España, nunca le hemos visto ni oído intervenciones en el ámbito de la diplomacia internacional, ni nacional, más allá de lo simplemente leído; mal leído, por cierto. Es sabido que a este monarca le escriben los discursos, como se los escribirán a tantos otros políticos. Por otro lado, es norma que en los países hispanoamericanos le rindan pleitesía por aquella religiosa costumbre del respeto que se le debe a una madre; en este caso la madre patria que él representa. Esto de la "madre patria" fue un invento propiciatorio de los jerarcas, tanto de acá como de allá del Atlántico, para cultivar y hacer prosperar la obediencia reverencial al colonizador. Pero ese concepto es ya tan absurdo como la propia monarquía en un país moderno. He aquí que la cultura de hincar la rodilla ante el monarca ya no se estila en el plano político entre naciones soberanas. Mas lo que produce verdadero resquemor es que, desde las países sometidos históricamente al abuso del imperialismo, surjan soberanías no solo con voz propia sino también con voz diversa y adversa a la extinta madre patria.

Entonces el Rey de España pierde los papeles al respeto diplomático internacional porque, aunque con mal tono y peor oído, alguien le cante las cuarenta a uno de los suyos. El insulto de Chávez a José María Aznar en la cumbre de Chile es más que discutible, e incluso no admisible por no estar presente el aludido como fascista. Pero a nosotros, como españoles, lo que debe preocuparnos de verdad no es solo la actitud grosera, maleducada y fuera de lugar del presidente venezolano, sino la respuesta grosera, maleducada y fuera de lugar de nuestro representante allí. Hay suficientes métodos persuasivos para hacer entrar en razón a un testarudo antes de pedirle callar, o mandarlo callar, o hacer que se calle, como el rey parece que quería que hiciera el otro. Decir que su exabrupto extemporáneo fue paternalista (por aquello de la madre patria) sería demasiado tibio; considerarlo de patriotismo cuando se está poniendo en evidencia la acción de un estado contra otro y, a renglón seguido, aliarse todos (o casi todos) los españoles de parte de esa bravuconería deja en mantillas nuestro entendimiento más de la media.

Mal debe sentirse la monarquía española cuando va por allá haciendo desaires a sus iguales, pero diferentes en los planteamientos políticos y económicos para sus países. No solo "abofeteó" al presidente legítimo de Venezuela, que vete tú a saber si no se lo merecía pero que estaba haciendo valer su legitimidad, sino que después dio la espalda al presidente legítimo de Nicaragua que no estaba más que defendiendo la integridad de su país. En los comentarios, y en las observaciones y en los aplausos de la calle, de los periódicos y de las televisiones ha prosperado esa pedrada imperativa del ¡¿Por qué no te callas?! como una heroicidad de padre duro, como una potestad de macarras de barrio, como el poderío de un interlocutor intransigente u autoritario, impotente ante la situación en una palabra, pero se soslaya esa otra actitud de niño enrabietado que ofreció al abandonar el lugar cuando Daniel Ortega siguió diciendo lo que tuviera que decir de los empresarios o embajadores españoles. Poca altura reflexiva se nos ocurre pensar que nos rige a los españoles de abajo al tomar como representativo y válido de la nación el aspaviento autoritario ante la verdad o el insulto. Pero ya teníamos noticia de cómo se las gasta la corona cuando la discutida portada de El Jueves retrató a los herederos.

Juan Carlos I no llevaría, en ese momento de la discordia ante Chávez y Ortega, discurso alguno escrito y no tendría, por tanto, más palabras disponibles en su magín que las ya dichas. Su gesto al abandonar la cumbre se expresa en castellano con el dicho de tirar la piedra y esconder la mano. El que de verdad tendría que darle las gracias a Zapatero es él, y luego poner la corona a votación popular, porque, para nuestro entender, no nos representa con soberana solvencia.

10 comentarios:

i75mara dijo...

Desde mi ignorancia en temas de política como en tantos otros, mi opinión a lo que decís, opinión personal, parcial y transferible, es que creo que probablemente sois vosotros los que tenéis un concepto del rey que va mucho más allá de lo que “realmente” es .. Supongo que él os diría como Cicerón :” Humano es errar”.. O como la otra: “ante todo choy perchona”...

Y a algunos de los implicados les diría ..

A la perchona que llamamos rey: “Ríe, y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás solo”.

A ZP: ”cría cuervos...”.

A Ánsar: “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio: no lo digas ... ¡bocazas!”

Y al Chavez del ocho le diría: ¿Y por qué no te callas? ..

Por cierto, ¿no es el sandinista Ortega aquél que fue ajusticiado por haber violado reiteradamente a una de sus hijas desde los 11 años?... Ante un HIJO DE LA GRAN PUTA así no duraría en levantarme ... ¿Y ese pretende dar lecciones de moral?. ¡ Ja !

La que ha armado Bachelet !!


Me gustan más las otras historias de Talbania, irónicas, reivindicativas y comprometidas, y al mismo tiempo tan cercanas a la Belleza.


Con mi afecto, un saludo

Ana Estepa dijo...

A mí personalmente ya me está comenzando a rayar este asunto. Y es que no se habla de otra cosa: en la televisión, en la radio y en la prensa escrita.

Aunque coincido con la opinión de Chávez en cuanto a que Aznar es un fascista, una cumbre iberoamericana no es el lugar apropiado para insultar un ex-gobernante (ausente) por muy fascista que sea. Considero que en el juego político la diplomacia es fundamental para llegar a acuerdos.

Por este mismo motivo la actitud del rey tampoco fue la adecuada. Es mas, resulta rocambolesca.
Primero...no le encuentro sentido que estuviese sentado a la mesa, pero ya que estaba, debería de haber defendido su postura con argumentos y no haciendo callar a nadie, ni levantándose cuando estaba hablando Daniel Ortega.

De todas formas, no creo en las casualidades, y me pregunto: si todo este asunto de la salida de tono del rey, que parece haberle gustado tanto a la mayoría de los españoles no será para desviar nuestra atención de otros problemas que a nuestros gobernantes no les interesa que sepamos.
¿Sabemos el papel que desempeñan las empresas españolas en ibero América? ¿Qué beneficios obtienen? ¿Qué parte de esos beneficios revierten en estos países?
¿Qué responsabilidad tiene España con Ibero América como antiguos colonizadores? ¿Qué secuelas arrastran estos países a causa de dicha colonización?

¿Sabemos los españoles que España es el primer fabricante mundial de minas antipersonales?

¿Sabemos que estamos obteniendo productos latinoamericanos a bajo costo a causa del endeudamiento de estos países por las presiones que ejercen sobre ellos el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional?

¿Sabemos que para mantener la industria armamentística en la que España está incluida hace falta que haya un mínimo de guerras en el mundo y que jamás baja de ese mínimo?¿Quién promueve y financia estas guerras y a los gobernantes corruptos que gobiernan en estos países?

No comprendo cómo ante semejantes aberraciones que suceden en el mundo cada minuto, y en las que nuestro país participa, lo que más nos interesa en este momento es el dichos "por qué no te callas".


Extremos



Caminamos la senda de los rumbos trazados,
con la mirada altiva de la falsa opulencia,
entre dos altos muros pareados
para no ver la sangre que mancha la conciencia.
Sabemos que subsisten con dientes apretados,
que entierran a sus hijos, los que imploran clemencia...
pero tenemos prisa, en los mercados
hay ofertas y saldos llamando a la indecencia.

Tras un mar nauseabundo, infectado de muerte,
los úteros revientan de niños desnutridos,
todos tienen el rostro de mis hijas
sus deditos sangrantes señalan a mi suerte,
por vivir en el lado de los favorecidos,
entre buitres y sucias sabandijas.

Pruden dijo...

Me sorprende esa acusación a Daniel Ortega. No tengo noticia, lo comento con un compañero y tampoco lo sabe y, por lo que me toca, debo buscarla. ¿Puedes tú, amigo Miguel Ángel, facilitarme la veracidad de esos echos sin duda criminales?
Sin embargo, no le volveré la espalda a un hombre que dedica su vida por la revolución en un país como Nicaragua donde tantos crímenes se han cometido contra los pobres.
Además, tengo entendido que en ese crítico momento no estaba dando clases de moral, sino exigiendo respeto a la integridad de su país.

Como decimos al principio, este tema no es el nuestro, y estamos de acuerdo con tu parecer, y así continuaremos: con lo que empezamos. Espera al domingo y verás.

i75mara dijo...

Aquí tienes varios enlaces:

El primero la declaración de su hija Zoilámerica Narváez en 1998:

http://www.sandino.org/zoila.htm

Otros:
http://www.clarin.com/diario/1998/05/26/i-04002d.htm

http://www.aquinicaragua.com/actualidad.html

Y la declaración de sobreseimiento judicial, por haber prescrito los delitos ... lo que me parece más indignante, ya que declara el juez: `los supuestos delitos están prescritos en su acción, por lo que existe extinción de la responsabilidad penal''.

http://www.latinamericanstudies.org/nicaragua/sobresee.htm

Pruden dijo...

Ana, tras tus más que razonables e irritadas palabras, cuyo sentido habría que debatir en otro ágora que no en este lugar (aunque yo haya sacado el tema), me quedo con tu final, pues ESE ES el motivo de la entrada El rey que rabió: si la gran mayoría de los españoles se ponen a aplaudir una incongruencia, ¿nada más que eso nos interesa? ¿Eso es lo que nos identifica y satisface como españoles? ¿Verdad que dan ganas de bajarse del burro?
Saludos afectuosos


A Miguel Ángel de nuevo: gracias por tu rápida colaboración. Ya iré viendo con qué tipos de junto.
Mas con respecto de lo primero, te confieso que nunca me hizo reír Juan Carlos I. Ahora este Daniel Ortega sí me hará llorar.

Anónimo dijo...

¡¡Uff! Me despisto unos días y este espacio crece que da gusto... ¡Enhorabuena!
Totalmente de acuerdo con tu fabuloso comentario.
Besos de hija

orejonkz dijo...

Diplomacia.

(De diploma).


1. f. Ciencia o conocimiento de los intereses y relaciones de unas naciones con otras.

2. f. Servicio de los Estados en sus relaciones internacionales.

3. f. coloq. Cortesía aparente e interesada.

4. f. coloq. Habilidad, sagacidad y disimulo.

Ejemplo de diplomacia: "¡Por qué no te callas!".

Posiblemente aun estén campando por nuestros genes españoles ciertos rasgos de potencia imperialista dominante. Aunque lleven años hibernando algunas veces despiertan provocando tormentas.

Para ser respetados debemos respetar primero, y lo digo por ambos elementos.

Por cierto Ana Estepa, bonito verso y sobre todo muy gráfico.

Luis Quiñones Cervantes dijo...

Y yo que pensaba hacer voto de silencio ante este asunto... si es que no puedo, y además los buenos amigos de Talbania me tiran de la lengua... o de los dedos para que escriba algo por aquí. Pues bien, lo haré.

Yo quiero defender al rey: no a la institución, sino al rey como persona, como un ser humano (aunque nos hayan hecho creer que no lo es). Digo bien; defenderlo porque yo, que algunas veces (pocas) he perdido los papeles y me han observado cuarenta ojos que no terminaban de dar crédito, imagino cómo se debe sentir a quien le han visto todos los pares de ojos del mundo. Y es cierto que a través de los errores que comenten ciertas personas no debemos de juzgarlas: "juzga y te juzgarán" me resulta un válido dicho que bien se podría aplicar a este monarca y a otros que no lo son.
No obstante, si me declaro abiertamente en contra de la monarquía no es porque considere que el rey ha perdido el juicio en un momento que, además, es crucial, sino porque carece de sentido la institución. Mearse fuera del tiesto es lo que ha hecho el bueno de Juan Carlos: y aplaudo en este hecho el haber visto por fin a alquien más que a un simple lector de folios escritos que lee, como dice Pruden, mal.

Sacar lecturas neocolonialistas sobre el mandar callar a un jefe de Estado cuando se pierden los papeles es algo intrascendente. Y ojalá hubiera alguien mandado callar en su momento a Franco, por ejemplo. Quienes no compartimos nada con este usurpador español hubieramos recibido con agrado un exabrupto como el de Juan Carlos. Por supuesto nadie lo hizo, y así pasó.

Conclusión: hacer leña del árbol caído no es un buen argumento republicano. Al contrario, hoy el rey goza, tras el incidiente, de una popularidad parecida a la de Chenoa.

Bien diferente fue la actitud de zp, quien se comportó ante el conflicto con una coherencia absoluta, con un estilo y una corrección que ha asombrado también a los que jamás le votaron en las urnas. Aunque, claro, lo peor de todo es que algo de lo que le hizo verbalizar el cerebro simple de Chávez también es cierto. Y como cierto que es (aunque sus formas sean irrespetuosas) habrá de ser escuchado, siempre y cuando deje hablar. Ese mecanismo sencillo y democrático es algo que el venezolano no domina, quizás porque nunca vio Barrio Sésamo.

Una última apreciación para no restar más protagonismo al autor de este post: cuando la derecha se inflama diciendo que el rey supo defender los intereses españoles, yo difiero; creo que son solo los intereses de unos cuantos, amigos del papel moneda más que del rey, de zp o del mundo iberoamericano, cuyas miserias les importa un bledo. Las de allí y las de aquí.

Salud, amigos, y callaos ya de tanto hablar del rey, coño. Un beso.

Juan Luciano dijo...

Bien, amigos, pienso que con el gracejo de Quiñones, con el conmovedor poema de Ana, con las pullas de acá y de acullá que nos conducen a la reflexión podemos dar por zanjado este asunto que se sale de nuerstros límites. Pruden se empeñó en poner este post, que indecentemente ya había publicado en otro foro (lo que es como decir que "ha perdido los papeles")pero seguiremos con lo nuestro. Gracias a todos.

INNOVA-UNISEX dijo...

me parece patetico a lo que se dedican nuestros representantes politicos,inclusive el rey,en vez de tener metidas las narices en los problemas que tenemos los españoles,se dan paseitos gratis a pelearse con el chaves,desde luego es patetico ver estas acciones de las personas que cada 4 años le damos nuestra confianza,nuestro trabajo dia a dia para un futuro y mejora.
los españoles tenemos muchas mas necesidades primordiales, que ver a nuestros representantes haciendo el mono, cuando no tenemos ni pa llegar a fin de mes,los impuestos nos comen,la comida sube, ahhh!!!
segun Z.P en navidad solo se come conejo!! que es mas barato...en fin , puras barbaridades, y el euribor....sube y sube!!!
a veces pienso que lo mismo una Anarquia,no seria mal,a ver si se espabilaban estos politicos, os habeis preguntado alguna vez que pasaría si un dia en las ellecciones todos botaran en blanco?
Bueno,son solo pensamientos ...