Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

viernes, 29 de octubre de 2010


La principal impresión que me ha causado la escritora Anabel Yepes Ortiz en la presentación de su libro es su amor por la lectura. Como si dijéramos, sin un lector atento y amoroso no se produce el posible escritor. Esa, y su convencimiento de que sabe lo que está haciendo: escribir porque le gusta y se siente feliz.

Anabel Yepes Ortiz es de La Rambla (Córdoba) y Renacer es su primera novela. Una mujer joven, sin edad biográfica, sino histórica. Eso dice mucho del futuro que le deseamos como escritora. La emoción que le he visto en el acto de presentación de su ópera prima, su alegría empatada con una personalidad resuelta en el talento y la sencillez, me autoriza y me estimula a darla a conocer en este blog.

Porque más que del contenido de Renacer, Anabel, creo que sin saberlo, habló apasionadamente, pero con decisión y lucidez, aunque parezca paradójico, del proceso vital y espiritual que ella está siguiendo desde niña para ser escritora. Su gestación comienza con la lectura, con el disfrute de la lectura. Eso es sustantivo y principal en todas las tierras de garbanzos, que se dice y se sabe. Además de manifestarnos lo que para ella supone la lectura, con una esplendidez de amiga y profesora y madre, dice que todos debiéramos de leer diariamente, porque al placer de la lectura le secunda el estado de conocimiento sensible que debemos tener con nuestro entorno. Ahí es nada.

¿Verdad que son palabras mayores y respetables de una principiante? El dibujo que ilustra la portada del libro viene a ser tan significativo como su pensamiento. Ojo al dato.

La historia que nos ofrece palpita entre la actualidad y lo eterno: una enfermedad de jóvenes confundidos por la falsa y soez propaganda sobre la belleza física (de esto también habló la autora con sentida preocupación), y una relación amorosa que triunfa sobre la necedad.

Leemos en la contraportada del libro:

Una chica con un pasado problemático y un presente devastador, deja que la  anorexia se adueñe de su vida. Todo va de mal en peor hasta que inesperadamente se enamora.

Traición, superación, pero sobre todo amor, se mezclan en esta historia realista que llegará al corazón de todo aquel que se sumerja en ella.



La autora del Ranacer y su cronista

2 comentarios:

Ross dijo...

Vecinos de por vida, entro en tu casa por pura causalidad ya que las casualidades no entran en mis creencias, escritor nativo y con grandeza de filósofo, Prudencio Salces.
Ganas de leer "Renacer", muchas. Pronto tendré el libro en mis manos, esta joven, tiene alma de escritora, y sus vivencias son plasmadas con todas las emociones vividas, emociones que trasmite al lector.
Te sigo, como siempre, vecina de por vida.

Saludos cordiales, Ross.

Anónimo dijo...

Anabel tengo tu libro firmado desde hace meses, y debido al tratamiento es ahora cuando me he decidido a leerlo. Muchisimas gracias de corazón por escribirlo y darme tanta fuerza. Te deseo lo mejor guapísima