Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

lunes, 27 de agosto de 2007

Mikono wa Damu

Mikono wa Damu, "el hombre con las manos manchadas de sangre", dijeron en swahili, era en la oscura realidad de los conquistadores europeos Carl Peters, y era valiente y brutal hasta la condición pendeja de agredir el orden singular de las personas, el vuelo equinoccial de la cigüeña y el agua de la luna en sus orígenes, por eso, tantos años después de haberse muerto, inevitablemente, Hitler condecoró su pálido y turbio y vil recuerdo con la infamia de tenerlo a su lado, porque aquel cazador nacido en Hannover, entre sus aventuras inauditas, entre las más insignes, ofendió, fustigó, pateó hasta la muerte a su hermosa esclava, que le hacía de amante en las zozobras de distancia canina, mientras la maldecía asegurándole: en tus brazos de ayer tuve la suerte de enseñarme a amar, y eso ocurrió en Talbania, en la desconsolada plenitud de aquella tarde bajo el Kilimanjaro

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta décima va por usted, maestro:


Se agudizan mis sentidos
de saberle pluma en mano,
y le declaro mi hermano
de versos enardecidos;
abiertos, recien paridos,
sin perseguir otra meta
que volar como cometa
de vocación navegante.
Siga su verbo adelante
Prudencio Salces...POETA.



Ana Estepa.

orejonkz dijo...

Varias cosas:

-Enhorabuena por el blog, veo que llegas con mucha fuerza, actualizando a menudo.
Estos momentos de música escrita nos harán bien ante el trajín diario.

-Preciosa la poesía de Ana Estepa de vuelta.

-Como sugerencia a tus visitantes que se den de alta en una cuenta y asi no aparecerán como anónimos, también tu puedes contestarle en los comentarios creando asi un poco de foro.

-Animo y al lio.