Evgueni Stuchenko: A la izquierda muchachos, a la izquierda, pero nunca más a la izquierda de vuest

domingo, 14 de octubre de 2007

El sueño de Primo Levi





A Alfonso Cañete Jiménez,
ex deportado nº 3.872 del campo de exterminio de Mauthausen



Este es el sueño zurdo que tuvo cada noche Primo Levi, ¿lo conoces?, y fue también el sueño que sufrieron cada noche, cada noche, todos los que morían a diario en Auschwizt, el mismo sueño sordo que soñaron los que sobrevivieron aquella pesadilla, y no es que yo ahora esté descansado ni triste, sino que solamente escribo esta postal para que me recuerdes un poquito, pues resulta que nadie sabe hoy día, aquí por los mercados de Talbania, cuyas voces de niebla me anieblan como un páramo, que estoy desalojado de tu boca, de ti, deshabitado, nadie sabe que estoy la mar de oscuro y más evanescente de tu ausencia, no sé si esto es un hombre o es la máscara suya que vacía, nadie puede escucharme ni creerme, nadie, aunque susurro en prosa vespertina, aunque proclamo en el olor del muérdago que es cierto, y en el dolor parásito del muérdago suscribo tu existencia de entonces, nadie se para a oír el sueño aquel de Primo Levi, ¿lo conoces?, era un sueño acabado en blanco y negro, lo que se dice estómago y su vómito, la mueca del horror en realidad: soñar que ya eres libre, y lúcido, y en casa, que cuentas a tu gente el cautiverio habido, la sombra de tu vida entre la multitud desarraigada, aquella multitud si ya humillada, sentenciada y a todo, ya sabes, el hambre más la sed, la esclavitud, el vacío del aire y en el alma, la plena convicción del exterminio relinchando a tus ojos desde las chimeneas, el humo cuyo olor de carne humana sobre tus propios ojos sin vendajes, todo lo que se vive y te persigue aquí, que cuentes esas cosas a tu hermana en un sueño arrastrándote y que ella mientras tanto se peine en el espejo del silencio, con total ironía, incrédula y marchándose, igual que los amigos...

4 comentarios:

luis quiñones cervantes dijo...

Dos lecturas deben ser las que me han llevado hasta tu post de hoy, Pruden: "Sefarad", que acabo de terminarla: ese extraño canto monótono a los excluidos de siempre y a los que se ven obligados a coger un tren y marcharse. Otra: "Historias naturales", la lectura humorística de este hombre que soñó en blanco y negro en el campo de concentración. Déjame recomedar a tus lectores estas dos obras (y a ti también, aunque creo que ya las conoces), porque ambas tienen una hilazón invisible y misteriosa con este relato-semblanza tuyo.

Un abrazo fortísimo, Pruden.

i75mara dijo...

Querido Pruden

Con tu escrito me has traído a la memoria a alguien que conocí que estuvo prisionero en Mauthausen.. Qué equivocado estaba Henry Miller cuando dijo que en las guerras se destruía el espíritu humano... El espíritu de estos hombres nunca se destruyó .. Ellos nunca dejaron de luchar por la libertad, por nuestra libertad. Cuánto tenemos que aprender muchos !

Un placer leerte

Pruden dijo...

Tanto a Luis Quiñones como a Miguel Ángel, he de daros las gracias por vuestros benévolos comentarios, pero al César lo que es del César y a Silvestre Marín Cañete el reconocimiento de vuestra parte. Como veréis, tanto las temáticas como los estilos son diferentes de unas a otras entradas, y esa poética emanada de la literatura, o de sus lecturas, es el perfil que decanta Silvestre para esta bitácora. Marín Cañete tiene la edad de poder ser hijo mío, pero se apaña con ser uno de mis maestros, si es que algo puedo aprender de él a estas alturas. Es licenciado en Historia Contemporánea por la Universidad de Granada y otro día, si es menester, daré más datos suyos. Su inclusión aquí es porque la idea de esta bitácora fue suya, pese a que el anagrama de Talbania proceda de "La república hablanera".

Añado de su parte, para la curiosidad de Luis, que la obra de Primo Levi "Si esto es un hombre" es la que originó este asunto del sueño en el que los familiares y amigos del autor no creen lo que cuenta de su esclavitud. La dedicatoria al montalbeño Alfonso Cañete Jiménez, que padeció aquel tormento, sí ha sido consensuada por los tres.

Saludos cordiales

orejonkz dijo...

Imposible ponerse en la piel de una persona así, aunque este gran texto nos ayuda a comprender en una ínfima parte sus sentimientos.

Os recomiendo que cuando hagais una entrada la firmeis, así sabremos a quien nos dirigimos.

Un saludo.